Helado artesanal. Origen, mecanización y curiosidades

Helado artesanal. Origen, curiosidades y mecanización del proceso de elaboracion
Helado artesanal. Origen, mecanización y curiosidades
¿Te ha gustado este post? ¡Puntúalo!

El helado es un postre milenario que ha evolucionado desde sus inicios hasta llegar a ser el helado artesanal que conocemos hoy en día.

Un producto cuyo consumo ha ido en aumento gracias a la mecanización del proceso, la gran variedad de sabores y la creatividad de sus propuestas. España es uno de los países con mayor consumo de helado, sin embargo, muy poco se sabe de este postre tan tradicional.

Os contamos el origen del helado artesanal, su mecanización y otras curiosidades.

 

Origen del helado

Su origen se remonta a China (año 3.000 a.C.), donde ya se mezclaba nieve de las montañas con miel, frutas y leche. En Persia, también se tiene constancia del almacenamiento de hielo en grandes contenedores naturales extraídos de la montaña (año 400 a.C.).

Alejandro Magno lo hizo popular en Grecia, y luego los Romanos utilizaron la receta para hacer sorbetes. Se dice que era uno de los postres favoritos del Emperador Nerón.

Pero no fue hasta el año 1660 cuando  el italiano Procopio inventó una máquina que homogeneizaba hielo, frutas y azúcar, obteniendo una crema helada, muy similar al helado que se consume en la actualidad.

Maquinas del proceso de elaboracion del helado

 

Del proceso manual al uso de las máquinas

En sus inicios, el proceso de elaboración del helado artesanal se hacía de forma 100% manual. Era un producto que requería de grandes habilidades para su elaboración, motivo por el que se obtenía una producción a muy pequeña escala.

Tras la mecanización del proceso y la evolución tecnológica, el proceso de elaboración del helado se ha visto reducido en tiempo y costes, consiguiendo que se puedan fabricar grandes cantidades de crema helada en pocos minutos, se conserve con mayor calidad y podamos degustar una gran variedad de sabores.

La mecanización del helado artesanal han facilitado la labor del heladero, respetando la tradición y su autentico sabor. Así, el uso de máquinas nos permite innovar con el producto sin renunciar a elaboración artesanal.

Para ello, además de leche, crema de leche o cacao se siguen utilizando ingredientes frescos como fruta natural, productos ecológicos y materias primas de origen, como pueden ser avellanas del Piamonte o huevos de gallinas de granja.

La tendencia, sin duda, apunta a lo “saludable” por lo que existen también variedades libres de gluten o helados veganos a partir de leche vegetal y frutas, un helado totalmente libre de huevo, lactosa, grasas y nata para los paladares más exigentes.

Jornada de Demostraciones realizadas por Mejisa, fabricante español de maquinas para hacer helados y polos artesanales

Helado artesano, las ventajas de disfrutar de un helado de calidad

¿Por qué seguimos apostando por el helado artesanal?

En la elaboración artesanal no se emplean colorantes ni conservantes artificiales, ni tampoco saborizantes para potenciar su sabor.

A diferencia del helado industrial, que utiliza polvos o concentrados en su fabricación, el helado artesanal emplea materias primas de alta calidad, saludables, naturales y frescas. Además, posee menor cantidad de grasa, alrededor del 4-8%, frente a los 10-20% del helado industrializado.

El helado elaborado de forma artesanal tiene menos cantidad de aire, entre 20% y 30%, por lo tanto, logran saciarte mucho antes. En el caso de los industriales, poseen un 50% y 150% de inyección de aire.

Las máquinas de helado artesanal han evolucionado tanto que ya podemos producir helado en medianas y pequeñas plantas, incluso en el mismo lugar de comercialización.

 

España, el tercer país con más consumo de helados

Por las características mencionadas y la gran variedad de productos ofrecidos al mercado, el helado artesanal está logrando que su consumo se desestacionalice.

En España, su consumo ha ido aumentando gradualmente hasta convertirse, en la actualidad, en el tercer país del mundo con más consumo de helados por habitante, solo por detrás de Italia y Australia.

En 2018, el promedio de consumo por habitante fue de 12,2 litros, siendo los valencianos quienes más helado consumen.

España también se queda con el 3er puesto en lo que corresponde a gasto destinado a helados al año: una media de 44€/persona.

 

Además, el helado artesanal tiene su propia fiesta.

Cada 24 de marzo, se celebra el Día Europeo del Helado Artesano reconocido por el Parlamento Europeo, gracias entre otras asociaciones, a la Asociación Nacional De Heladeros Artesanos de España.

Lo que demuestra que, en nuestro país, esta delicia milenaria se encuentre más actual que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.